sexta-feira, 22 de agosto de 2008

Guerra pela democracia

Soem os foguetes. A coligação internacional que ocupa o território afegão pode explodir de alegria. Afinal, deu-se, hoje, uma importante vitória na luta contra o terror. Na província de Herat, bombardeamentos mataram 76 terroristas. Pelo menos, 19 mulheres, 7 homens e 50 crianças. Para além disso, a acção militar provocou dezenas de feridos graves. É a guerra pela democracia!

4 comentários:

LGF Lizard disse...

Não é por nada, mas parece que a notícia é falsa. Mas, como sempre acontece quando surgem notícias como esta, a notícia é capa, mas a retratação (quando existe) aparece numa minúscula linha.....

manhã clara disse...

Não é por nada, mas não terá sido por causa desta notícia "falsa" que o Presidente afegão Hamid Karzai demitiu hoje um general após a morte de "89 civis num bombardeamento da coligação sob comando norte-americano a Oeste do Afeganistão"?
Pelos vistos, a falsidade residia apenas no número de mortos...

Fernando Samuel disse...

Tornar falsas as notícias verdadeiras e verdadeiras as falsas, é uma profissão em que são mestres os mestres do terrorismo.
Ai de quem vá na conversa deles...

Pedro disse...

La ONU acusa a las fuerzas ocupantes de matar civiles en Afganistán

La ONU dijo este martes que ha encontrado pruebas convincentes de que 90 civiles afganos, la mayoría de ellos niños, murieron la semana pasada por ataque aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos en el oeste de Afganistán.

La muerte de civiles ha provocado un enfrentamiento entre el Gobierno afgano y sus aliados de la OTAN. El presidente Hamid Karzai dijo el lunes que los ataques aéreos no han logrado nada y sólo han causado la muerte de civiles afganos.

"Investigaciones de la UNAMA (sigla en inglés de Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán) hallaron pruebas convincentes, basadas en el testimonio de testigos oculares y otros, de que unos 90 civiles fueron asesinados, de los cuales 60 eran niños, 15 mujeres y 15 hombres", dijo en un comunicado el enviado especial de la ONU a Afganistán, Kai Eide.

Abierta una investigación

El Ejército de Estados Unidos ha abierto una investigación sobre el incidente, después de decir primero que no tenía información sobre víctimas civiles en lo que definió como un ataque aéreo contra un conocido comandante talibán, en el que murieron 30 extremistas.

El Gobierno afgano ordenó el lunes revisar las operaciones de las fuerzas extranjeras en medio de un creciente descontento por la pérdida de vidas civiles casi siete años después de que las tropas lideradas por Estados Unidos derrocaran a los talibanes, dijo el portavoz presidencial.

La orden dice que la presencia de la comunidad internacional en Afganistán debe ser revisada a través del acuerdo mutuo y reitera demandas previas del Gobierno para prohibir ataques aéreos contra objetivos civiles, registros de viviendas sin coordinar y la detención ilegal de civiles afganos.

"Las autoridades y responsabilidades de las fuerzas internacionales en Afganistán deben ser reguladas mediante un 'acuerdo de estatus de fuerza' consistente tanto con las leyes internacionales como las leyes afganas", dice la orden.
El portavoz del Gobierno, Humayun Hamidzada, dijo no tener el número de civiles muertos en operaciones de ejércitos extranjeros, pero agregó: "La paciencia del pueblo afgano se acabó. No podemos seguir viendo cómo matan a nuestros hijos".